Campana Balay 3BC497GN 90 cm Negra

Ref 3BC497GN
Disponibilidad:

La campana extractora 3BC497GN de Balay es un elemento con tres velocidades y solo emite 56 decibelios en su potencia máxima. Cuenta con 730 m3/h de potencia de extracción en su máxima potencia.

Comparar
Extensión de garantía
Recoge en tienda
Ver tiendas
Entrega 24/72h
*consultar

Características Caracteristicas definitivas BALAY 3BC497GN

Ancho cm
90 cm
Potencia Extracción rango
200-400
Sonoridad
43 db
Sonoridad rango
Media
  • Clase de eficiencia energética : A
  • Motor: De alta eficiencia
  • Control táctil : Sobre cristal
  • Iluminación por LED : Máxima luminosidad y alta eficiencia
  • Interior blindado: Limpieza fácil y segura
  • Potencias de extracción : 4
  • Posición intensiva : Con retracción automática
  • Potencia máxima de extracción : 730 m³/h (según UNE/EN 61591)
  • Potencia de extracción en nivel 3 : 420 m³/h
  • Potencia sonora en nivel 3 : 56 dB (A)
  • Filtros de aspiración perimetral : Lavables en lavavajillas
  • Filtro adicional en la parte inferior: Mejor eficacia de filtrado
  • Válvula antirretorno : Incluida
  • Posibilidad de instalar en recirculación sin tubo decorativo : Sí
  • Tipo de construcción : Integrable
  • Modo operativo : Convertible
  • Capacidad máx. de extracción salida de aire (m3/h): 290
  • Touch control Control e indicadores : Testigos luminosos
  • Consumo anual de energía : 38,9

Comentarios y opinionesCampana Balay 3BC497GN 90 cm Negra

5.001
Valoración global 5.00
Opina sobre este producto
15.06.2018
Había visto esta campana en casa de unos amigos y me decidí a cambiar la mía. Todo perfecto tanto el producto como el trato con Puntronic!
Financiación de Banco Cetelem
Saber más sobre:
Campana Balay 3BC497GN 90 cm Negra

Si necesitas una campana de gran tamaño y con una gran potencia de extracción, lo que necesitas es la 3BC497GN de Balay, un elemento que puedes encontrar en Puntronic.com y que cuenta con 730 m3/h de potencia de extracción en su máxima potencia. Tiene filtros lavables en lavavajillas para mayor comodidad. Cuenta con tres velocidades para que utilices la más adecuada en cada momento y un nivel sonoro muy reducido, solo emite 56 decibelios en su potencia máxima.

Campana de pared vertical de la Serie Cristal que deja más espacio libre para cocinar y aporta un toque vanguardista a la cocina.

  • El innovador control táctil sobre cristal sorprende por su diseño moderno y su cómoda limpieza.
  • Motor de alta eficiencia, con una potencia de 730 m3/h y 10 años de garantía, para una total tranquilidad.
  • Iluminación por LED: la más efectiva, duradera y eficiente, para no perder detalle.
  • Filtros de aspiración perimetral: estéticos, eficaces reteniendo grasas y además… lavables en lavavajillas.
  • Adaptable a cada espacio y cocina. Posibilidad de instalación en recirculación sin tubo decorativo.

Lo más moderno también es lo más cómodo.

La electrónica más avanzada te sorprenderá no solo por su diseño y su manejo profesional, sino por lo fácil que te resultará limpiarla. Al estar integrada en el propio cristal, no presenta ranuras ni huecos por donde penetre la suciedad. Y además, complementa la espectacular estética de las campanas decorativas inclinadas.

El diseño que despeja tu cocina.

Ahora podrás moverte entre los fogones sin que nadie te moleste: ni el humo, ni los olores, ni siquiera la campana. Este modelo de pared vertical, con una inclinación de 90º, se encuentra totalmente paralelo a la pared, de forma que la zona de cocción está más despejada; así tendrás más libertad de movimientos mientras cocinas. Además, su innovador diseño con iluminación LED, electrónica Touch Control y acabado en cristal, le dará a tu cocina un toque vanguardista.

ExtraSilencio: conversar en la cocina es posible, ¡incluso agradable!

Para que el ambiente en tu cocina sea agradable, no solo debe estar libre de humos, sino también de ruido. Los modelos ExtraSilencio consiguen reducir al máximo los decibelios, sin perder eficacia en su funcionamiento. Así podrás oír el timbre cuando lleguen tus invitados y conversar con ellos mientras terminas de cocinar, sin dejarte la voz en el intento